San Miguel Arcángel

Espacio dedicado al príncipe de la milicia celestial

Testimonios: San Miguel Arcángel en tu vida parte cuatro

leave a comment »

San Miguel Arcángel venciendo a LuciferNombre: Marleny Coromoto Carmona

Hace 6 años y 5 meses me operaron de corazón abierto, siempre fui una mujer muy sana y de la noche a la mañana me cansaba al caminar, desconcertada de lo que me pasaba comencé con el chequeo del corazón para ir descartando, me hicieron un test de esfuerzo y el médico sugiere hacerme un cateterismo urgente. Pasaron tres días y me interné me hacen el cateterismo el médico sale y me informa que ellos no entienden como estoy viva porque tengo cardiopatía isquémica crónica es decir, tres coronarias obstruidas y el tronco en 40% de obstrucción, se puede imaginar como me sentía, sufrí todo el día y siento un dolor muy fuerte en la espalda donde me inyectaron scc de morfina, pasé la noche mas  triste de mi vida, pensaba llegó mi final,  sufría en dejar a mis tres hijas desamparadas,  no dormí en toda la noche amanecí sentada tuve mucho tiempo para orar, pidiendo misericordia a mi padre celestial a mi Madre María y  a mi Arcangel Miguel que me diera fortaleza e inteligencia para entender lo que me estaba pasando.

A las 7 am se presentó un médico a la puerta de la habitación, solo recuerdo que en su bata decía “cardiología”, y me preguntó  que te pasa, bueno le conté que me habían realizado un cateterismo y decían que tenia obstrucción en las coronarias y tronco y que en verdad no entendía mucho, se quedó fijamente mirándome y me dijo yo a ud, ya la chequeé debe de tener fe, contesté si doctor nunca pierdo mi fe en Dios, la Virgen y mi arcángel Miguel, él sonrió, si tienes fe todo saldrá bien pero ni una lágrima más, levántate te bañas o te lavas la cara confía en mí. En ese momento sentí una paz inmensa, unas palabras que me volvieron las ganas de vivir, me preguntó si tenía un familiar afuera y le dije si doctor mi hija esta afuera, el me dió la espalda y caminó como tres pasos y de una vez aparece mi hija y le pregunto vio al doctor que la llamó y me contestó no mami no vi a nadie, no puede ser el salió a llamarla no mami el portero me dejó entrar, le dije no crea que me estoy volviendo loca, llevame a bañar el doctor me lo sugirió.

Pasaron ocho días y yo no me volví a acordar de aquella entrevista, cuando estoy una tarde orando siento un olor a incienso y se me viene a la mente el doctor que me habló, a la mañana siguiente esperé ansiosa para ver si veía al doctor para agradecerle esas palabras que me sacaron de mi angustia y sufrimiento, nada no se presentó y comencé a preguntar a sus colegas y todos me contestaban lo mismo no  así como lo describe no esta aquí ese doctor. Era un hombre no muy alto, buen mozo y sus rasgos eran finos. Bueno pasaron los días y yo le decía a mis hijas ese fue el arcángel Miguel que se me presentó como médico, pasé tres meses hospitalizada  no querían operarme porque iba a morir según los médicos , a veces me deprimía y me daban muchas ganas de llorar pero de una vez escuchaba una voz que me decía no llores  confía en mí, y me tranquilizaba mejor que un calmante, un día llega el jefe de servicio y le pregunté para cuando mi operación y no me contestó, y le dije:  “doctor por favor opereme la próxima semana yo tengo mucha fe que todo va a salir bien“. Así fue me alistaron para un martes me bajaron a quirófano y no pudieron operarme en mis súplicas le pedía a Miguel que se haga su santa voluntad que sea el  día que el destine, me bajaron al día siguiente y ese día iba tan tranquila como si fuera de paseo, reuní a mis hijas y les dije quédense tranquilas que yo salgo pronto tengan fe, el médico salió de quirófano las llamó y les dijo saben las condiciones de su mamá tengan todo listo con la funeraria porque ella no sale haremos todo lo que podamos por salvarla, en plena operación la enfermera dice doctor la señora se descompensa la estamos perdiendo, el cirujano me cuenta a ud le bajó la tensión y de un momento a otro se estabiliza nuevamente eso fue un milagro, la operación duró ocho horas y salí de quirófano para la UCI sin aparatos solo suero y a las dos horas de estar allá desperté muy bien y pedí mucha agua,  me estuve 24 horas en vez de 48 horas y a los tres días salí del hospital.

Cuando fui a quitarme los puntos los médicos decían lo de Marleny fue un milagro y yo les decía eso es correcto El Arcangel Miguel los guió y me salvó. Hoy me siento muy bien pero mi corazón me está fallando, no él como tal sino dos válvulas, pero yo me siento bien este será otro milagro que el me hará y tendré tiempo para contarlo. Ahora debe entender como amo a mi amado Miguel mis dos nietos se llaman Miguel Santiago y César Miguel en honor a él.

Written by Editorial

28 septiembre 2014 a 12:00 PM

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: