San Miguel Arcángel

Espacio dedicado al príncipe de la milicia celestial

Archive for the ‘Historia y oraciones’ Category

Poderosa oración a San Rafael Arcángel

leave a comment »

Dios te bendiga, Santo Arcángel Rafael, pues tu eres uno de los siete maravillosos Arcángeles del Señor, que trabajáis día a día por la obra divina. Guíanos en el camino de la sanación, pues por tu intermedio es solo Dios, el que sana. Tu que caminaste con Tobías, curaste a Tobit, venciste a Asmodeo encadenándolo en Egipto y liberaste a Sara, camina a mi lado, guíame, enséñame y revélame lo que debo hacer.

Te pido especialmente, que por la sabiduría que Dios te ha concedido, y apelando con todo mi corazón a la misericordia divina, que nace del Padre, se expresa en el Hijo y se materializa en el Espíritu Santo; que tengas a bien elevar, sanar, proteger y liberar a (decir el nombre del enfermo) que tanto lo necesita. Bendice especialmente sus medicamentos, y a los médicos que lo asisten, para que guiados por la fuerza vivificadora del Espíritu Santo la salud habite en armonía en ese cuerpo, ese espíritu y esa alma de nuestro Señor. Amén.

Fuente: arcangelrafael.com

Written by Editorial

15 noviembre 2011 at 12:00 PM

Oración a San Rafael Arcángel

leave a comment »

¡Tú, eres el mensajero del amor de Dios!. Te conjuramos, hiere nuestro corazón con amor ardiente por Dios y no dejes que esta herida se nos cierre jamás, para que permanezcamos sobre el camino del amor en la vida diaria y venzamos todos los obstáculos por la fuerza de ese amor.

Ayúdanos a reconocer a Dios, a adorarlo, amarlo y servirlo. Ayúdanos en la lucha contra los poderes de las tinieblas que nos rodean y nos oprimen solapadamente; ayúdanos para que ninguno de nosotros se pierda y para que un día, gozosos, podamos reunirnos en felicidad eterna.
Amén.

Written by Editorial

8 noviembre 2011 at 12:00 PM

Letanía a San Rafael Arcángel

leave a comment »

Señor, ten piedad de nosotros. Señor, ten piedad de nosotros.
Cristo, ten piedad de nosotros. Cristo, ten piedad de nosotros.
Cristo escúchanos. Cristo, amablemente escúchanos a nosotros.
Dios el Padre del Cielo, ten misericordia de nosotros.
Dios Hijo, Redentor del mundo, ten misericordia de nosotros.
Dios el Espíritu Santo, ten misericordia de nosotros.
Santísima Trinidad, un solo Dios, ten piedad de nosotros.
Santa María, Reina de los Ángeles, ruega por nosotros.
San Rafael, ruega por nosotros.
San Rafael, lleno de la misericordia de Dios ora por nosotros.
San Rafael, perfecto adorador de que la Palabra de Dios, ora por nosotros.
San Rafael, el terror de los demonios, ora por nosotros.
San Rafael, exterminador de vicios, ora por nosotros.
San Rafael, la salud de los enfermos, ora por nosotros.
San Rafael, nuestro refugio en todas nuestras pruebas, ora por nosotros.
San Rafael, guía de los viajeros, ora por nosotros.
San Rafael, consuelo de los presos, ora por nosotros.
San Rafael, la alegría de la Dolorosa, ora por nosotros.
San Rafael, lleno de celo por la salvación de las almas, ora por nosotros.
San Rafael, cuyo nombre significa “Dios sana”, ora por nosotros.
San Rafael, amante de la castidad, ora por nosotros.
San Rafael, azote de los demonios, ora por nosotros.
San Rafael, en la peste, la hambruna y la guerra, ora por nosotros.
San Rafael, ángel de la paz y la prosperidad, ora por nosotros.
San Rafael, dotado con la gracia de la curación, ora por nosotros.
San Rafael, guía segura en el camino de la virtud y la santificación, ora por nosotros.
San Rafael, ayuda de todos los que imploran tu asistencia, ora por nosotros.
San Rafael, que fuiste guía y consuelo de Tobías en su viaje, ora por nosotros.
San Rafael, a quienes las Escrituras alaban: “Rafael, el santo ángel del Señor, enviado a curar”, ora por nosotros.
San Rafael, nuestro abogado, ora por nosotros.

Cordero de Dios que quita los pecados del mundo, ten piedad de nosotros, Señor.
Cordero de Dios que quita los pecados del mundo, escúchanos, Señor.
Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo, ten misericordia de nosotros.
Cristo, oyénos. Cristo, escúchanos.

Ruega por nosotros, San Rafael, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo.

Señor, Jesucristo, por la oración del Arcángel Rafael, concédenos la gracia de evitar todo pecado y de perseverar en toda buena obra hasta llegar a nuestro destino celestial, Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén

Fuente: mensajesdeluz.com

Written by Editorial

1 noviembre 2011 at 12:00 PM

Consagración a San Rafael Arcángel

leave a comment »

Glorioso Arcángel San Rafael, Medicina de Dios, que guiaste a Tobías en su viaje para cobrar la deuda de Gabelo le preparaste un feliz matrimonio y devolviste la vista a su anciano padre, guíanos en el camino de la salvación, ayúdanos en las necesidades, haz felices nuestros hogares y danos la visión de Dios en el cielo. Amén.

Written by Editorial

25 octubre 2011 at 12:00 PM

Quién es San Rafael Arcángel

leave a comment »

Rafael es el arcángel que acompañó (en la Biblia)  al joven Tobías en su viaje; lo ayudó a enontrar una buena esposa, Sara, a la que socorrió en sus necesidades.

Rafael Significa “Medicina de Dios“, fue él quien le indicó a Tobías cómo curar la ceguera de su padre con la hiel de un pez.

Desde la antigüedad la Iglesia a invocado a San Rafael como patrono de los caminantes, y como intercesor en el camino de la vida.

Written by Editorial

18 octubre 2011 at 12:00 PM

La oración del Arcángel San Rafael

leave a comment »

Gloriosísimo príncipe San Rafael, antorcha dulcísima de los palacios eternos, caudillo de los ejércitos del Todopoderoso, emisario de la divinidad, órgano de sus providencias, ejecutor de sus órdenes, secretario de sus arcanos, recurso universal de todos los hijos de Adán, amigo de tus devotos, compañero de los caminantes, maestro de la virtud, protector de la castidad, socorro de los afligidos, médico de los enfermos, auxilio de los perseguidos, azote de los demonios, tesoro riquísimo de los caudales de Dios.

Tú eres ángel santo, uno de aquellos siete nobilísimos espíritus que rodean al trono del altísimo.

Confiados en el gran amor que has manifestado a los hombres, te suplicamos humildes nos defiendas de las asechanzas y tentaciones del demonio en todos los pasos y estaciones de nuestra vida, que alejes de nosotros los peligros del alma y cuerpo poniendo freno a nuestras pasiones delincuentes y a los enemigos que nos tiranizan, que derribes en todas partes y principalmente en el mundo católico el cruel monstruo de las herejías y la incredulidad que intenta devorarnos.

Te pedimos también con todo el fervor de nuestro espíritu, hagas se dilate y extienda más el Santo Evangelio, con la práctica de la moral. Que asistas al romano pontífice y a los demás pastores, y concedas unidad en la verdad a las autoridades y magistrados cristianos.

Por último, te suplicamos nos alcances del trono de Dios –a quien tan inmediato asistes–, el inestimable don de la gracia, para que por medio de ella seamos un día vuestros perpetuos compañeros en la gloria. Amén

Written by Editorial

13 octubre 2011 at 9:26 PM

Novena a San Rafael Arcángel

leave a comment »

Señor San Rafael mío, a ti llego con alegría y contento para que me remedies esta necesidad mía antes de los 21 días, y para que me acompañes y guíes como acompañaste y guiaste al joven Tobías.

!Oh, fidelísimo compañero y custodio mío! destinado por la divina providencia para mi guarda tutelar, protector y defensor mío, que nunca te apartes de mí lado, y gracias te daré yo por tu fidelidad y amor que me profesas y por los muchos beneficios que a cada instante estoy recibiendo de ti; tu velas sobre mí, cuando estoy durmiendo, cuando estoy triste tú me consuelas, cuando estoy desmayado me alimentas, tu apartas de mi lado los peligros presentes y me enseñas a precaver los futuros, me desvías de los malos y me inclinas a los buenos, y me reconcilias con Dios y mucho tiempo hace que estaría ardiendo en el infierno si con tus ruegos y gemidos no hubiera detenido la ira del señor, te suplico no me desampares en las cosas adversas, modírame en las prosperidades, líbrame de los peligros y ayúdame en las tentaciones para no dejarme vencer jamás y lleva ante el acatamiento de Dios mis oraciones y todas mis obras buenas, consiguiendo que de esta vida sea trasladada mi alma en gracias de Jesús, María y José.

(Se reza un Padre nuestro y un ave María el primer día, dos el segundo y así sucesivamente aumentando uno todos los días).

Written by Editorial

13 octubre 2011 at 9:20 PM