San Miguel Arcángel

Espacio dedicado al príncipe de la milicia celestial

Archive for the ‘Oraciones’ Category

Oración a San Miguel Arcángel el guerrero de Dios

leave a comment »

Miguel Arcángel gran guerreroGloriosísimo príncipe San Miguel arcángel, cabeza y jefe de los ejércitos celestiales, depositario de las almas, vencedor de los espíritus rebeldes, doméstico en la real morada de Dios, nuestra guía admirable después de Jesucristo, y de excelencia y virtud sobrehumanas, dignaos librar de todo mal a todos los que acudimos a Vos con confianza, y haced por medio de vuestra protección incomparable que adelantemos cada día en servir fielmente a nuestro Dios.

V. Rogad por nosotros, oh gloriosísimo San Miguel arcángel, príncipe de la Iglesia de Jesucristo.

R. Para que seamos dignos de alcanzar sus promesas.

 

Written by Editorial

5 abril 2015 at 12:00 PM

Oración a San Miguel Arcángel del Papa León XIII

with one comment

san miguel“¡Oh glorioso príncipe de las milicias celestiales, San Miguel arcángel, defendednos en el combate y terrible lucha que tenemos que sostener contra los poderes y potestades, contra los príncipes de este mundo de tinieblas y contra los malignos espíritus (Ef. 6, 12)! Venid en auxilio de los hombres que Dios hizo inmortales, formó a su imagen y semejanza, y redimió a gran precio de la tiranía del demonio (Sab. 2, 23; I Cor. 6, 20). “Pelead en este día con el ejército de los santos ángeles las batallas del Señor, como en peleasteis en otra ocasión contra Lucifer, jefe de los soberbios, y contra los ángeles apóstatas, que fueron impotentes a resistiros, y para los cuales no hubo ya lugar en el cielo.”

“Sí, ese monstruo, esa antigua serpiente que se llama demonio y Satanás, que seduce al mundo entero, fue precipitado con sus ángeles al fondo del abismo (Apoc. 12, 8-9). Pero he aquí que este antiguo enemigo, este primer homicida ha levantado fieramente la cabeza. Transfigurado en ángel de luz y seguido de toda la turba de espíritus malditos, recorre la tierra entera para apoderarse de ella y desterrar el nombre de Dios y de su Cristo, para robar, matar y entregar a la eterna perdición las almas destinadas a la eterna corona de gloria.

Además de los hombres de alma ya pervertida y corrompido corazón, este dragón perverso lanza encima, como un torrente de fango impuro, el veneno de su malicia, es decir, el espíritu de mentira, de impiedad y blasfemia, y el soplo emponzoñado de la impureza, de los vicios y de todas las abominaciones. “Enemigos llenos de astucia han llenado de injurias y saturado de amargura a la Iglesia, esposa del Cordero inmaculado; y sobre sus más sagrados bienes han puesto sus manos criminales. En el mismo lugar santo, donde ha sido establecida la silla de Pedro y la cátedra de la verdad, que debe iluminar el mundo, han alzado el abominable trono de su impiedad, con la intención perversa de herir al Pastor y dispersar el rebaño.

“Os suplicamos, pues, oh Príncipe invencible, socorráis al pueblo de Dios contra los ataques de esos espíritus malditos, y le concedáis la victoria. Este pueblo os venera como su protector y patrono, y la Iglesia se gloría de teneros por defensor contra las malignas potestades del infierno. Dios os ha confiado el cuidado de conducir las almas a la celeste bienaventuranza. ¡Ah, rogad, pues, al Dios de paz, ponga bajo nuestros pies a Satanás y de tal modo aplastado, que no pueda retener más a los hombres en la esclavitud, ni causar perjuicio a la Iglesia! Presentad nuestras súplicas ante el Todopoderoso, para que seamos prevenidos cuanto antes de las misericordias del Señor. Apoderaos del dragón, la serpiente antigua que es el diablo y Satanás, encadenadlo y precipitadlo en el abismo, para que no pueda seducir más a las pueblo (Apoc. 20, 2-3). Amén.

V/ He aquí la cruz del Señor, huid, potestades enemigas;
R/ Venció el León de la tribu de Judá, el vástago de David.
V/ Cúmplanse en nosotros, Señor, vuestras misericordias;
R/ Como hemos esperado de Vos.
V/ Escuchad, Señor, mi oración:
R/ Y llegue mi clamor hasta Vos.

Oremos. Oh Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, invocamos vuestro santo nombre, e imploramos con instancia vuestra clemencia, para que, por la intercesión de María Inmaculada siempre Virgen, Madre nuestra, y del glorioso arcángel San Miguel, os dignéis socorrernos contra Satanás y contra todos los otros espíritus inmundos que recorren la tierra para dañar al género humano y perder las almas. Amén”.

Written by Editorial

13 marzo 2015 at 12:00 PM

El Angelic Trisagio

with one comment

San Miguel Arcángel en batalla con LuciferSanto, Santo, Santo es el Señor Dios de los ejércitos, el cielo y la tierra están llenos de tu gloria. San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla, que no perezcamos en el juicio terrible. Amén.

Written by Editorial

14 diciembre 2014 at 12:00 PM

Oración a San Miguel Arcángel ante una tentación

with one comment

San Miguel Arcángel el príncipe de la milicia celestialPríncipe Glorioso de los ejércitos celestiales y vencedor de los espíritus rebeldes, acuérdate de mí, que soy tan débil y pecador y sin embargo tan propenso al orgullo y la ambición. Préstame, ruego, tu poderosa ayuda en todas las tentaciones y dificultades, y sobre todo, no me abandones en mi última lucha con los poderes del mal. Amén.

Written by Editorial

12 diciembre 2014 at 12:00 PM

Oración para el reinado del Sagrado Corazón

with one comment

San Miguel Arcángel y la coronación de la virgen MaríaOh María Inmaculada, gran Reina del Cielo y de la tierra y nuestra abogada, suplicamos intercedas por nosotros. Oremos a Dios que envíe San Miguel Arcángel y los santos ángeles para evitar todos los obstáculos contrarios al reinado del Sagrado Corazón en nuestras almas, nuestras familias, nuestro país y en todo el mundo.

Y tú, oh santo Miguel, Príncipe de las huestes celestiales, nuestros corazones te suplican venir en nuestra ayuda. Defiéndenos contra la rabia de Satanás. A través del poder divino otorgado a ti por Dios, después de conseguir la victoria para la Iglesia aquí en la tierra, guía nuestras almas a nuestro hogar eterno. Amén. San Miguel, primer campeón de la Realeza de Cristo, ruega por nosotros!

Written by Editorial

11 diciembre 2014 at 12:00 PM

Oración contra los enemigos espirituales

leave a comment »

Miguel Arcángel gran guerreroGlorioso San Miguel Arcángel. Príncipe de las huestes celestiales, tú siempre estás listo para ayudar al pueblo de Dios. Tú combatiste con el dragón, la serpiente antigua y la echaste del cielo, tú ahora defiendes valientemente la Iglesia de Dios para que las puertas del infierno no pueden prevalecer contra ella. Yo sinceramente te suplico que me ayudes también en el conflicto doloroso y peligroso que debo sostener contra el mismo enemigo formidable.

Quédate conmigo, oh poderoso Príncipe, para que pueda luchar con coraje y vencer ese espíritu orgulloso, a quien tú, por el poder divino, has derrocado, y al que nuestro poderoso Rey, Jesucristo, en nuestra naturaleza, venció. Entonces, triunfando sobre el enemigo de mi salud espiritual, me permita, contigo y los santos ángeles, alabar a la clemencia de Dios, que, a pesar de negarles la misericordia a los ángeles rebeldes después de su caída, ha concedido el arrepentimiento y el perdón para el hombre caído.

Written by Editorial

10 diciembre 2014 at 12:00 PM

Espíritus malignos que vagan por tierra para la perdición de las almas

leave a comment »

San Miguel Arcángel sometiendo a los ángeles caídosAsí como los ángeles protegen y nos guían, los demonios también pueden tener una influencia sobre nosotros, de igual forma como trataron de hacerlo con San Juan María Vianney .

Los demonios son los ángeles malos que se negaron a servir a Dios. Los demonios quieren dañar a la gente porque odian la creación de Dios. La principal forma en que ellos tratan de hacer daño es al tentar a pecar porque el pecado nos aleja de Dios.

La parte de la oración de San Miguel que dice: … “San Miguel, defiéndenos en la lucha,” Se refiere a los momentos en los que somos tentados. La batalla que se hace referencia es la batalla por nuestra alma inmortal.

La ansiedad a menudo se produce cuando estamos siendo tentados por el demonio. Toda ansiedad desaparecerá rápidamente y lograremos un estado más pacífico cuando se haga el hábito de pedir la protección de San Miguel Arcángel.  “El Señor dará fuerza a su pueblo: el Señor bendice a su pueblo con la paz”. Sal 28:10

Fuente: http://www.how-to-pray-the-rosary-everyday.com/

Written by Editorial

9 diciembre 2014 at 12:00 PM

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 598 seguidores